viernes, 2 de octubre de 2015

¡¡¡¡Bienvenidos al nuevo curso 2015-2016!!!!

A penas ha pasado septiembre y ya estamos a pleno rendimiento en el istituto (clases, tareas, exámenes...).
Os pasamos algunas indicaciones de utilidad si eres profesor/alumno/padre/madre....
 "1 Evita el mal humor despertando más temprano, así se evitará el embotellamiento que te sacará de quicio.
2 Organiza tu tiempo. Realiza una lista de actividades de lunes a viernes y distribúyalas de manera equitativa para que no tenga que realizar todo un mismo día. Así evitarás el estrés.
3 No empieces desde el lunes a posponer trabajo. Lo ideal es que tu adelantes desde el viernes o sábado para que el lunes no sea el día de la planificación, sino que siga la ejecución normal de tu trabajo. Esto te ayudará a no sentirse asfixiado ese día de la semana.
4 En el optimismo está la clave. Así que a programarse para que sea una semana excelente y a disfrutar ese comienzo de jornada laboral / docente. Vístete cómodo y de manera que te sientas bíén: con fuerzas y energía.
5 En los profesores está la labor de hacer de ese comienzo de semana un buen día. Teniendo en cuenta los estudios que determinan que el lunes y el viernes son los días menos productivos, incentive a sus alumnos, deje los reclamos para otro día y destaque los puntos positivos.
6 Desde el viernes organiza tu trabajo y lugar de estudio, así te sentirás cómodo cuando retomes las actividades el lunes. Recuerda que en la organización está la clave para que no tenga que irritarse porque no encuentras nada.
7 De camino al instituto, programa música relajante o aquella que lo llene de energía. Cuando llegues al instituto lo sentirán los demás. Desayuna bién  y prepárese para asumir las tareas."


¡¡¡¡FELIZ CURSO!!!!





1 Evite el mal humor despertando más temprano, así se evitará el embotellamiento que lo sacará de quicio.
2 Organice su tiempo. Realice una lista de actividades de lunes a viernes y distribúyalas de manera equitativa para que no tengo que realizar todo un mismo día. Así evitará el estrés.
3 No empiece desde el lunes a posponer trabajo. Lo ideal es que usted adelante desde el viernes o sábado para que el lunes no sea el día de la planificación, sino que siga la ejecución normal de su trabajo. Esto lo ayudará a no sentirse asfixiado ese día de la semana.
4 En el optimismo está la clave. Así que a programarse para que sea una semana excelente y a disfrutar ese comienzo de jornada laboral. Busque la mejor ropa posible, aplíquese su mejor perfume, aféitese y sienta que va a ser una buena semana.
5 En los jefes está la labor de hacer de ese comienzo de semana un buen día. Teniendo en cuenta los estudios que determinan que el lunes y el viernes son los días menos productivos, incentive a sus empleados, deje los reclamos para otro día y destaque los puntos positivos.
6 Desde el viernes organice su puesto de trabajo, así se sentirá cómodo cuando retome actividades el lunes. Recuerde que en la organización está la clave para que no tenga que irritarse porque no encuentra nada.
7 De camino al trabajo, programe música relajante o aquella que lo llene de energía. Cuando llegue a su oficina lo sentirán los demás. Tómese un café cargado y prepárese para asumir las tareas.

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/historico/10161-aprenda-a-combatir-el-sindrome-del-lunes. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com
1 Evite el mal humor despertando más temprano, así se evitará el embotellamiento que lo sacará de quicio.
2 Organice su tiempo. Realice una lista de actividades de lunes a viernes y distribúyalas de manera equitativa para que no tengo que realizar todo un mismo día. Así evitará el estrés.
3 No empiece desde el lunes a posponer trabajo. Lo ideal es que usted adelante desde el viernes o sábado para que el lunes no sea el día de la planificación, sino que siga la ejecución normal de su trabajo. Esto lo ayudará a no sentirse asfixiado ese día de la semana.
4 En el optimismo está la clave. Así que a programarse para que sea una semana excelente y a disfrutar ese comienzo de jornada laboral. Busque la mejor ropa posible, aplíquese su mejor perfume, aféitese y sienta que va a ser una buena semana.
5 En los jefes está la labor de hacer de ese comienzo de semana un buen día. Teniendo en cuenta los estudios que determinan que el lunes y el viernes son los días menos productivos, incentive a sus empleados, deje los reclamos para otro día y destaque los puntos positivos.
6 Desde el viernes organice su puesto de trabajo, así se sentirá cómodo cuando retome actividades el lunes. Recuerde que en la organización está la clave para que no tenga que irritarse porque no encuentra nada.
7 De camino al trabajo, programe música relajante o aquella que lo llene de energía. Cuando llegue a su oficina lo sentirán los demás. Tómese un café cargado y prepárese para asumir las tareas.

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/historico/10161-aprenda-a-combatir-el-sindrome-del-lunes. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com
1 Evite el mal humor despertando más temprano, así se evitará el embotellamiento que lo sacará de quicio.
2 Organice su tiempo. Realice una lista de actividades de lunes a viernes y distribúyalas de manera equitativa para que no tengo que realizar todo un mismo día. Así evitará el estrés.
3 No empiece desde el lunes a posponer trabajo. Lo ideal es que usted adelante desde el viernes o sábado para que el lunes no sea el día de la planificación, sino que siga la ejecución normal de su trabajo. Esto lo ayudará a no sentirse asfixiado ese día de la semana.
4 En el optimismo está la clave. Así que a programarse para que sea una semana excelente y a disfrutar ese comienzo de jornada laboral. Busque la mejor ropa posible, aplíquese su mejor perfume, aféitese y sienta que va a ser una buena semana.
5 En los jefes está la labor de hacer de ese comienzo de semana un buen día. Teniendo en cuenta los estudios que determinan que el lunes y el viernes son los días menos productivos, incentive a sus empleados, deje los reclamos para otro día y destaque los puntos positivos.
6 Desde el viernes organice su puesto de trabajo, así se sentirá cómodo cuando retome actividades el lunes. Recuerde que en la organización está la clave para que no tenga que irritarse porque no encuentra nada.
7 De camino al trabajo, programe música relajante o aquella que lo llene de energía. Cuando llegue a su oficina lo sentirán los demás. Tómese un café cargado y prepárese para asumir las tareas.

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/historico/10161-aprenda-a-combatir-el-sindrome-del-lunes. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com